Reseña: I. ‘Fake News’ on Twitter during the 2016 U.S. Presidential Election Campaign – Mario

Referencia APA: Barbera, Pablo (2018) “Explaining the Spread of Misinformation on Social Media: Evidence from the 2016 U.S. Presidential Election.” Comparative Politics Newsletter. The Organized Section in Comparative Politics of the American Political Science Association. Volume 28, Issue 2, Fall 2018. pp.7-11.

Pablo Barberá muestra como los medios de comunicación digital jugaron un papel importante en la difusión de información en las elecciones presidenciales de 2016 en los Estados Unidos, en especial las noticias falsas que se compartían ampliamente en las redes sociales.

Utilizando Twitter se obtuvieron los enlaces compartidos que mencionaban palabras clave relacionadas con las elecciones entre octubre y noviembre de 2016, lo que representó un total de 24,1 millones de tuits. A partir del análisis de los enlaces a dominios que producían sobre todo desinformación, compartidos con más frecuencia, se observó que el 16%de todos los enlaces compartidos correspondían a dominios de noticias falsas.

Como ayuda metodológica se compartieron tasas comparables de tuits a los medios de comunicación convencionales, pues se evidenció una alta taza desinformación como noticias reales. De hecho, el análisis muestra como los republicanos registrados en Twitter eran tres veces más propensos a compartir noticias falsas que los demócratas, aunque resultado concreto se explicó a partir de la mayor prevalencia de la desinformación contra Clinton durante ese periodo. 

Sumado a esto, el análisis realizado por Pablo Barberá coincide con otros trabajos sobre desinformación, como por ejemplo, el informe del año 2017 del Centro de Investigación Pew, el cual concluye que el 32% de los adultos estadounidenses afirman ver a menudo noticias políticas falsas en Internet. Así mismo, se hace referencia al trabajo publicado en la revista Science y en la que los autores Vosoughi, Roy y Aral revelan que las historias políticas que habían sido comprobadas como falsas, tuvieron una difusión más amplia y rápida debido a la propagación automatizada a través de bots.

Ahora bien, los estudios empíricos sobre el consumo de noticias en entornos digitales constatan la alta exposición a noticias diversas en las redes sociales, mas que en los entornos informativos offline. De hecho, los intercambios de comentarios políticos transversales en Twitter son muy frecuentes, por lo que la polarización política fue menor entre los ciudadanos que utilizaban internet y las redes sociales para presentar su postura política.

Finalmente, el uso las redes sociales aumenta la exposición sin filtros a las opiniones políticas de todo el mundo, lo cual hace que las personas estén cada vez más expuestas a todo tipo de ideas (teorías conspirativas, historias hiperpartidistas y opiniones políticas no liberales). Así, sitios como Twitter facilitan el mantenimiento de conexiones con vínculos fuertes y débiles, en la que la importancia de los lazos juega un papel preponderante a la hora tomar postura frente a ideas de información novedosa que puede ser una auténtica noticia falsa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.