Corpus y análisis del discurso – Juan Carlos Torres Lizarazo

A pesar el escepticismo que pueda generar para algunos, sobre todo aquellos que siguen siendo algo románticos de lo cualitativo, desde mi punto de vista abrazar los corpus como parte del análisis del discurso creo que es una muy acertada decisión, sobre todo si se quiere tener panoramas amplios de análisis en grandes cantidades de información. Claramente el análisis de corpus no podrá abarcar todo lo que se puede hacer manualmente, de hecho pensarlo de esa manera es un error. Sin embargo, sí crea mapas de trabajo que sirvan de panorama general desde el cual es posible ubicarse para dar inicio a un análisis más detallado. Además, permite comparaciones más rápidas y bastantes precisas entre diferentes tipos de datos, provenientes del mismo documento o de datos similares en documentos diferentes.

Con ese primer acercamiento el investigador puede ir en busca de lo que más le interesa con la certeza de haber realizado un acercamiento bastante objetivo. Por su puesto, no se trata de que sea un panorama verdadero, pero sí uno que responde a unos criterios establecidos de manera previa por el investigador como los indicados para hacer este tipo de análisis. Es decir, los corpus acompañan los intereses del investigador y lo impulsan a adentrarse en aquello que prefiera profundizar. Así como un electrocardiograma no le dirá el médico qué recomendar a su paciente, sino que dicho proceso siempre va a requerir de su análisis cualitativo, los corpus no establecerán todas las relaciones posibles de un discurso, estas requieren del diagnóstico preciso del investigador que, en últimas, debe ser cualitativo y basado en su propia experiencia. Este ejemplo se me antoja como lo más próximo a la forma en que se pueden complementar los corpus con el análisis del discurso. Sin el corpus, el investigador se ve obligado a elegir una sección sin el panorama completo o a abandonar por completo la posibilidad de trabajar con grandes cantidades de texto. En últimas siempre habrá limitantes para el análisis, pero con el corpus esos limitantes son establecidos de manera previa por el investigador y no son limitantes que el investigador recibe de sus capacidades de trabajo.

Cuando pienso en la relación de los corpus con mi tesis, debo volver sobre una respuesta que di en un post anterior. Mi acercamiento a la población parece implicar un tamizaje previo para el cual el volumen de la información se hace importante. Allí pensar en un corpus es una posibilidad real y, según los descubrimientos realizados en él, una aproximación cualitativa sea más factible. De hecho, para el trabajo final de esta clase he pensado realizar un taller con los jóvenes de colegios en La Mesa de Los Santos a partir del cual analizar sus discursos sobre el territorio y posibles pistas de las tensiones migratorias allí presentes, para ello, hacer una análisis del discurso sería la herramienta más apropiada y, dependiendo de la cantidad de información obtenida, es posible que las técnicas para análisis del corpus se vuelvan un elemento facilitador del análisis y generador de un panorama que no esté viendo al abordar la información con otras perspectivas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.